lunes, 4 de junio de 2012

Ruta: Sant Boi de Llobregat - Ermita de Sant Ramon - Colonia Guëll (Baix Llobregat)

Debido a su recorrido industrial, el Baix Llobregat no se suele considerar a la hora de buscar nuevas rutas para hacer senderismo. Pero existen algunas rutas en las que podemos caminar, visitar lugares culturales y disfrutar de hermosos espectáculos naturales, como tuvimos la suerte de presenciar pasando por un campo de cerezos en flor.

Se trata de un camino sencillo, para el cual no hace falta estar muy entrenado y se pueden llevar a los niños. Además, se puede hacer todo el recorrido en transporte público, lo que también es una ventaja a la hora de desplazarse.


Mapa del recorrido completo
Empezamos la ruta en la parada de FFCC de Sant Boi. Recorremos el centro a pie dirigiéndonos hacia el Parc de la Muntanyeta. Atravesamos el parque y encontraremos a media altura una rotonda (en la cual ya empezaremos a ver señales que nos indican el camino para ascender a la ermita, ya que se puede hacer en coche). Subiremos por la calle Aragó para enseguida coger a la derecha la calle del Segre, la cual no abandonaremos y se convertirá, pasadas las zonas residenciales en el camino antiguo para subir a la ermita.

A pesar de que en este punto ya la carretera de convierte en pista, deberemos tener cuidado con los coches, ya que pueden seguir ascendiendo hasta arriba. Este trozo está perfectamente señalizado y la ermita es visible en todo momento.
Foto: Juan Gutiérrez

La ermita está dedicada a San Ramón Nonato y llama la atención los exvotos que aún hoy la gente deja. En el lado izquierdo de la iglesia se encuentra un bar-restaurante y  a la derecha del edificio hay una zona de picnic, un poco atiborrada de gente, especialmente los domingos. Por ello, no pararemos mucho rato aquí, y seguiremos el camino.

En la zona de picnic, encontraremos un sendero que nos indicará el camino hacia la Colonia Güell. Es una bajada realmente pronunciada, en la cual hay que tener cuidado cuando el terreno está muy seco ya que podemos resbalarnos muy fácilmente. A partir de este camino, cambia radicalmente el paisaje y nos sentimos ya en medio de la naturaleza.

Ya en la bajada podremos apreciar los campos de cerezos y viñas de Sant Climent de Llobregat, lo que nos hace retroceder al pasado rural de frutales por lo que siempre se conoció la vega del Lobregat. Tuvimos mucha suerte, porque cuando fuimos, pudimos pasar entre todos los cerezos en flor.


Siguiendo por el camino, pasaremos por un puente de madera y por diferentes fincas. Y un buen sitio para comer, evitando las zonas de picnic masificadas, se encuentra un poco después de la bifurcación de camino que sube hacia Santa Coloma de Cervelló, ya que encontramos un pequeño pinar que permite hacer una parada para la comida en una zona tranquila y con bonita vistas.

Ya en marcha otra vez, seguimos bajando por el mismo camino, siguiendo las señales hacia la colonia Güell, que merecerán una visita aparte. El camino de bajada nos conduce hasta la carretera de Sant Climent de Llobregat, la cual seguiremos para entrar a la colonia por la parte de atrás. Y en la plaza de la colonia hay varios bares en los que se puede tomar un refrigerio antes de ir a buscar el tren de vuelta de los FFCC en la estación de Colònia Güell.


No hay comentarios: