lunes, 12 de diciembre de 2011

Ruta: Sant Martí de Centelles - Tagamanent - El Figaró (Osona)

Santa María de Tagamanent desde la masía Bellver
Esta es una ruta cuyo objetivo es ascender hasta la cima del Tagamanent (1,.055 metros), donde se encuentra la iglesia de Santa María; y uno de sus principales atractivos es la posibilidad de empezar y acabar la ruta en un punto de transporte público (en este caso la estación de RENFE), de manera que se puede acceder de forma fácil y cómoda.







Partimos desde la estación de RENFE de Sant Martí de Centelles. Una vez allí, deberemos de dirigir nuestros paso hacia el paso inferior de la carretera C-17 y la cruzamos por debajo.
Una vez en el otro lado, vamos a buscar la calle Molí d'Avencó y seguimos la calle hasta que nos encontramos a nuestra derecha una pista que sube hacia la montaña.  A partir de ahí, todo el camino es de subida y vamos siguiendo el GR-5.

En un momento de la pista, el GR nos hace subir por un lugar empredrado hacia la vegetación: este se puede considerar uno de los tramos más duros de la ruta, ya que aunque es toda de subida hasta llegar a la cima del Tagamanent, es la parte en la que subimos más desnivel en pocos metros. El paisaje es bonito y variado, ya que vamos en zonas de bosque y en ciertos momentos tenemos bonitas vistas de los Cingles d'en Bertí.

Siguiendo el camino, llegaremos a un claro donde se accede a otra ruta que nos lleva al Pla de la Calma dirección Collformic, otra de las grandes rutas del parque del Montseny. Además, en ese claro es fácil ver siempre coches aparcados que se acercan a la Masía Bellver a comer en su restaurante mediante una carretera asfaltada que sube hasta ese punto. Una vez allí, sólo nos queda un camino de unos 15 minutos para subir a la cima y visitar la iglesia. Este punto es bastante agradable para hacer un picnic, ya que la iglesia está rodeada de zona de hierba que permite sentarse tranquilamente en un día soleado para disfrutar de un buen picnic.

La bajada es bastante más fácil. Una vez descendemos hasta el claro donde se une la ruta del Pla de la Calma, sólo nos queda buscar la pista de tierra que nos quedará a mano derecha. Siguiendo la pista iremos bajando hasta el pueblo de El Figaró, al que entraremos por su parte más alta. allí pasaremos entre las diferentes casas modernistas de veraneo, construidas en épocas de industrialización de la zona por los dueños de las fábricas.

Y de allí podemos tomar el tren de vuelta a casa desde la estación de RENFE del pueblo. Es un paseo un poco duro para gente no muy acostumbrada a andar, pero se puede hacer tranquilamente, disfrutando del paisaje.

No hay comentarios: