martes, 22 de marzo de 2011

Ruta: Cerdanyola del Vallès - Sant Medir - Baixador de Vallvidrera (Collserola, Vallès Occidental)

El parque natural de Collserola, permite hacer varios recorridos a diferentes enclaves del parque, desde puntos diferentes de Barcelona o el Vallès Occidental. Este es el ejemplo de lo que sería visitar la ermita de Sant Medir (patrón de Sant Cugat del Vallès, con una importante romería el 3 de marzo), ya que se puede partir desde diferentes localidades y pasando por diferentes senderos. Y este es sólo uno de ellos.

Empezamos la ruta desde la estación de RENFE de Cerdanyola del Vallès. Hay que cruzar el pueblo por la avenida Primavera y seguir recto después de la rotonda para coger el Passeig de Horta, que nos lleva al inicio del camino dentro del parque de Collserola.

Dejaremos a nuestra izquierda la ermita de Santa María de les Feixes, enclavada en mitad de unos campos de cultivos, muy verdes en primavera. La ruta está muy señalizada y son pistas muy amplias donde se cruzan senderistas y bicicletas, con las que hay que tener cuidad por la velocidad que llevan. Nuestra primera dirección será Can Coll.

Can Coll es una zona muy buscada por familias con niños pequeños debido a su fácil acceso (incluso en coche) y por ser un camino llano y con diversas zonas de prados. También existe la posibilidad de alquilar una barbacoa y hay muchos campistas por la zona, especialmente los domingos.

Pasado Can Coll, ya encontramos señales hacia Sant Medir. Al dejar la zona de barbacoas a la derecha, seguimos por un sendero. Al poco nos encontraremos un desvío que indica Sant Medir hacia la izquierda. Es un sendero que baja a un valle y que hay que tener cuidado con las lluvias, porque se encharca con facilidad. Allí, va bordeando la carretera hasta que la cruza en el punto donde se inicia el camino hasta la masía-restaurante Can Borrell.

Seguimos el camino de Can Borrell y la bordeamos por detrás. Allí encontraremos unas señales que nos indican la existencia de Sant Adjutori y de unos hornos ibéricos. Aunque se desvía del camino unos 10 minutos, es un lugar que merece la pena visitar.

De vuelta al camino de Sant Medir, se sigue una media hora y se llega al Pla del Miracle, donde hay unas fuentes donde se puede repostar de bebida. Si se decide parar en esta zona para comer, es interesante saber que, pasada la ermita hay unas 4 ó 5 mesas de picnic donde se puede estar sentado disfrutando de la comida.

Después, saliendo de Sant Medir, se puede volver de dos maneras: o tomar la dirección hacia el Tibidabo, que es un poco más larga, o dirigirse hacia el Baixador de Vallvidrera, que es más corto, y en esta ocasión es lo que hicimos. En esta ocasión, fuimos siguiendo una pista asfaltada que sube haciendo zigzag por Can Puig y alcanza la carretera de l'Arrabassada. Una vez allí, empezaremos a ver señales en dirección Can Cortés (otra masía-restaurante) y el Baixador de Vallvidrera.

Una vez alcanzada la carretera, se sigue unos pocos metros y a la derecha encontraremos otra vez el sendero. al poco ya va bajando y en 20 minutos se llega al centro de interprestación del parque de Collserola, que está enfrente de Vila Joana, la casa museo de  Jacint Verdaguer y a 5 minutos de la estación del Baixador de Vallvidrera.

No hay comentarios: