domingo, 6 de febrero de 2011

Ruta: Camí Antic de Collbató al Monestir (Montserrat, Baix Llobregat)


Esta ruta, que empieza en la localidad de Collbató, a los pies del macizo de Montserrat, y que permitía subir hasta el monasterio de Montserrat a caballo, es una de las formas más fáciles de acercarse a estas montañas; además permite multitud de posibilidades, no todas teniendo que pasar por el monasterio obligatoriamente, pero obteniendo diferentes panorámicas del mismo.

Además, incluye desvíos para visitar diferentes ermitas como la de Sant Onofre, Sant Joan y Sant Miquel, incluyendo el descenso al propio monasterio.
Mapa de diferentes rutas de las ermitas de Montserrat
Empezamos la ruta buscando la salida del pueblo de Collbató, que se encuentra hacia la derecha, si tenemos el ayuntamiento o la iglesia delante. Una vez allí, empezaremos a ver señalizaciones que nos indicará las diferentes rutas que se pueden escoger. A unos escasos 2 kms. encontramos un primer desvío. Tomaremos el desvío de la derecha, que nos conducirá al inicio del Camí Antic (pista marcada en azul).  Es un camino de subida, con grandes piedras a suerte de "escaleras", que aligeran la subida y por donde subían los caballos. Mientras vamos ganando altura, se va abriendo a nuestra derecha una panorámica del Baix Llobregat. 
Ermita de Sant Miquel
Llegamos a un alto y el camino se adentra hacia el interior del macizo. Pasaremos por al lado de varias placas que recuerdan montañeros/escaladores que cayeron en zona. El camino baja y vuelve a subir, donde encontramos un desvío donde podemos escoger el camino de la izquierda, más abrupto, que sube directamente a la ermita de Sant Joan y Sant Onofre, o el de la derecha, un camino de subida menos pronunciada, que nos lleva hasta la ermita de Sant Miquel.
Desde Sant Miquel, tenemos una vista panorámica bastante bonita del monasterio; desde allí, se puede continuar y bajar al monasterio, que se encuentra a una escasa media hora de camino. Pero desde Sant Miquel, también podemos seguir subiendo hacia la ermita de Sant Joan. El desnivel de esta subida es muy grande, por lo que es mejor hacerla con calma y tranquilidad. Como ventaja decir que desde Sant Miquel, el camino es una amplia pista de cemento, lo que facilita mucho el camino.
En esta pista nos encontraremos bajando muchos turistas y visitantes del monasterio, ya que esta pista acaba en el Funicular de Sant Joan, que muchos de éstos utilizan para subir hasta la ermita de Sant Joan y bajar andando al monasterio.

Una vez arriba, vemos a los dos lados del camino el monasterio (a la derecha) y las ermitas de Sant Joan y Sant Onofre (a la izquierda).

Una vez recuperado el resuello, seguimos el camino que baja hasta la entrada del funicular. Allí se puede hacer una parada en el baño o las máquinas expendedoras de bebida y snacks que hay en la parte de arriba de la estación, donde hay una sala de interpretación del parque natural y una terraza, con vistas a el monasterio.
Vista del monasterio desde el funicular de Sant Joan

Sant Onofre
Ermita de Sant Joan desde Sant Onofre
A unos menos de 15 minutos, podemos llegar a la ermita de Sant Joan. Desde allí, también tenemos la posibilidad de visitar Sant Onofre, cuyas ruinas están situadas en un alto a o largo de una de las paredes de la montaña (apenas 10 minutos más de subida).

Para bajar, si queremos, podemos seguir la ruta azul, que baja por un camino directo hacia el desvío donde tomamos el camino de Sant Miquel. Y desde allí podemos bajar por el Antic Camí de vuelta a Collbató.

Esta ruta puede hacerse completa o por partes, subiendo desde el monasterio a cualquiera de las ermitas.

No hay comentarios: