domingo, 31 de octubre de 2010

Lugares de interés: Embú das Artes (Brasil)

A casi una hora escasa de coche de São Paulo (media horita sin tráfico), se puede visitar el pequeño pueblecito de Embú das Artes.

Es lo que aquí llaman una "estância turística", o sea como una zona dedicada al turismo pero tiene mucho encanto. Está lleno de pequeñita tiendecitas de arte, manualidades y artesanía: velas de olor, piedras energéticas, esculturas de madera, latón, galerías de pintura... hay de todo para pasar un día de fin de semana.

Cruzar y descubrir los pequeños pasajes que hay escondidos en algunos rincones también dar lugar a bonitas sorpresas con cafés, restaurantes, música en directo y otras tiendecitas para perderse.

Entre las tiendas de cachaça, doce de goiaba, dulce de leche y restaurantes de comida típica brasileña, encontramos también su pedacito de lugares culturales para visitar.
Uno de ellos es el Conjunto Jesuítico, que está en el centro histórico. Formando parte del Patrimonio Histórico Nacional, este edificio construido en 1.690 en adobe, es una muestra del barroco paulista de la época. Está formado por la iglesia de Ntra. Sra. del Rosario y la residencia jesuita construida posteriormente. Especialmente interesante las pinturas de los techos y de la iglesia. La colección de imágenes religiosas, muchas de ellas articuladas para evangelizar a los indios, son un pelín espeluznantes... algunas de ellas con cabello incluido...


Conjunto jesuítico
Vista de la plaza desde el coro
Capela de São Lázaro

Interior de la capilla
Otro punto interesante para visitar es la Capilla de San Lázaro. Es muy pequeña pero cálida estancia, recientemente restaurada.

Y por último, otro punto interesante para visitar el el Museo do Índio. En una bonita casa colonial restaurada, se encuentra una colección de objetos realizados por diferentes tribus indígenas, preminentemente de la zona del Mato Grosso.

Museu do índio
Los obajetos que se muestran incluyen cerámicas, objetos y accesorios para rituales, lanzas, arcos y flechas, abalorios e instrumentos musicales.
En la palanta de arriba de la casa se encuentran tambíen dibujos realizados por niños indígenas, alguna fotografía y diseños de los dibujos que se tatúan en la piel con tintes que realizan con las plantas de la zona.
Desgraciadamente, en la zona de São Paulo, ya no se encuentran apenas ya tribus indígenas. Se calcula que de los 5 millones de indígenas que habitaban estas tierras, sólo quedan unos 300.000 brasileños nativos de antes de la llegada de los europeos a estas tierras.

No hay comentarios: